Frente en alto

Frente en alto
No hay de que arrepentirse ni mucho menos a que temer cuando sabemos que somos inocentes de cualquier cosa que se nos impute

Comenta sobre esta imagen